domingo, enero 22, 2006

22. Afrika Bambaataa. Peace, Unity, Love and Having Fun

6 Comments:

  • Este... Ya sé que esto no es exactamente una imagen... Pero es que he descubierto en un solo día la opción de rippear clips con el Magic DVD Ripper y el YouTube. Too much for me, no me pude resistir.

    A los que les guste James Brown quizás les suene esta canción. El sample es de "Give It Up or Turnit a Loose".

    En fin,

    Peace, Unity, Love and Having Fun for you all.

    By Blogger Danae, at 22/1/06 00:58  

  • Y como ven, aún no domino el asunto. Se me ha colado Tone Loc al final del video.

    By Blogger Danae, at 22/1/06 01:02  

  • Si yo hubiera nacido en los USA, hubiera asesinado por ser una de esas niñas.

    By Blogger Danae, at 22/1/06 01:03  

  • ¿Y al final qué dicen, "Everybody zulu", o qué?

    By Blogger Portorosa, at 22/1/06 11:55  

  • Portorosa,

    Me encantaría explicarme con mayor detenimiento, pero he gastado todos mis bonos de tiempo para hoy en el blog de Portnoy... Además, este (el de la música negra) es un tema en el que quiero extenderme muchísimo (más, quizás, de lo que ustedes desearían) en cuanto acabe con los exámenes.

    Pero en fin, resumiendo. Después del trato (y del expolio) al que fueron sometidos los afroamericanos, se había llegado hasta el extremo de que ellos mismos (o, en fin, gran parte de ellos) eran los primeros en avergonzarse de su raza. Intentaban ocultar los rasgos que los diferenciaban: desde los físicos a los culturales. O lo que quedaba de éstos últimos.

    Desde la perspectiva del hombre blanco colonizador, no se podía llamar cultura al conjunto de supersticiones, ritmos de tambores, y relatos orales de aquellos hombres con taparrabos, a los que, al fin, les habían hecho un favor enseñándoles a hablar como Dios manda, y a comer con cubiertos. Los negros afroamericanos no tenían acceso a su cultura más que a través de lo que de ella quedara en su entorno. Es decir, no se estudiaba en las academias de historia, ni en los libros, más que con mero interés antropológico. Muchas generaciones crecieron convencidas de que provenían de un pueblo sin cultura, que esta no tenía valor o, al menos, que así debían de creerlo para integrarse.

    Pero en el siglo XX, empezaron los movimientos en contra de esta preeminencia de la cultura blanca. Sobretodo en los años 60, cuando los afroamericanos comenzaron a acceder a la educación superior y se dieron cuenta que nadie les explicaba de dónde venían y que su cultura era tratada como algo sin valor. Volvieron la mirada hacia sus orígenes, hacia África (fíjese en la cazadora que lleva Afrika Bambaataa, y en su nombre mismo), y descubrieron que los pueblos de los que provenían, al igual que los blancos, tenían historia, valores, héroes, una tradición, en fin, de la que sentirse orgullosos.

    ¿Por qué 'zulu'? (transcribo): A mediados del siglo XIX, los zulúes eran una más de las distintas etnias aborígenes que poblaban el sur de África. La aparición de un caudillo llamado Shaka los convirtió en una nación fuerte y poderosa sin precedentes en la Historia subsahariana. A la muerte de Shaka, al que se denominó el Napoleón negro, un sector de la clase política británica concibió la idea de provocar una guerra con los zulúes que concluyera con su aniquilación como entidad política y facilitara el dominio sobre la Suráfrica habitada por los boers. Fue así como se inició un conflicto que terminó con la desaparición del último gran imperio africano.

    Zulú es un grito de 'guerra', es un grito que reivindica sus raíces, su orgullo.

    P.S. Perdóneme, soy consciente de que toda esta explicación es un tanto simplista, me remito a mi excusa inicial.

    By Blogger Danae, at 22/1/06 22:24  

  • Danae, menos mal que arriba me has avisado, porque me había olvidado de esto y me habría perdido esta interesantísima explicación.
    Es curioso ver cómo los temas de interés de todos nosotros varían tanto; es curioso y apasionante.

    Un beso muy fuerte.

    By Blogger Portorosa, at 25/1/06 17:06  

Publicar un comentario

<< Home