miércoles, abril 26, 2006

Por qué no escribo

Subtítulo: "Un ejercicio de egocentrismo" o "Yo (yo, yo) y mis circunstancias"

- - - - - - - - - -

Explicación 1. Tal vez la pregunta debería ser por qué escribo. No nos engañemos, aunque me parece una opción envidiable desde el punto de vista estético, no soy dada a nihilismos, funciono precisamente porque no me hago ese tipo de preguntas. Pero tampoco soy hermética, el inmovilismo es una tentación que me sobrevuela constantemente, esperando su oportunidad. Es como una gripe o un brote de eccema: llega y se va, pero hay que respetar el ritmo del proceso.

Explicación 2. No tengo nada que decir. O, mejor dicho, no tengo nada que decir que merezca ser escrito. Sospecho que, en cuanto deje de plantearme este dilema (ver Explicación 1), volveré a mi acostumbrada y detestable verborrea que, por cierto, poco tiene que ver con la escritura. Ésta es más bien un subproducto accidental.

Explicación 3. Extracto de un email con fecha del 10 de marzo: ¿Cómo puedo sostener un equilibrio tan extraño entre la megalomanía y la falta de convicción?. Conatos de respuesta aquí, aquí y aquí. De la potencia al acto, señores, de la potencia al acto...

Explicación 4. No escribo porque leo. Por la mañana, en el viaje de ida en tren, la Eneida. En el de vuelta, un dossier con fragmentos escogidos de la Farsalia, los Lusiadas y la Araucana. Ayer, a última hora, en el trabajo, un cuento titulado La lotería, de Shirley Jackson. Y, ya en la cama, Fantasmas de Chuck Palahniuk. Estricto orden histórico (y degenerativo).

Explicación 5. ¿Recuerdan que cuando me propuse iniciar una serie sobre la música negra les dije que me abocaba a un fracaso académico? Bueno, pues me he asomado a sus fauces y, créanme, le huele muy mal el aliento. Para enmendar mi mala actitud de las última semanas debo, en el próximo mes:

Asignatura Uno: Leer un libro sobre las guerras carlistas y preparar una reseña más comentario crítico.

Asignatura Dos: Sumergirme en la recurrencia de la catábasis en las obras canónicas de la tradición literaria occidental.

Asignatura Tres: Preparar exposición oral en francés sobre Bleu de Krzysztof Kieslowski.

Asignatura Cuatro: Redactar un breve análisis contable y financiero de las cuentas anuales del Grupo Prisa para los años 2004 y 2005.

Asignatura Cinco: Escribir sendas reseñas de Fantasmas y de una obra de teatro, y opcionalmente, una sobre Diane Arbus y otra de una obra que no tengo decidida. Ensayo sobre un tema relacionado con las tendencias culturales del siglo XX.

- - - - - - - - - -

Escojan la explicación que les parezca más adecuada y/o sincera.

12 Comments:

  • 1. La cantidad de preguntas y las preguntas a sus respuestas es lo que hace de tu escritura algo fascinante.

    2. No digas tonterías! (como frase hecha y como hecho consumado). Lo mejor de la vulta a casa será tus dilatadas despedidas.

    3. Ese es uno de tus encantos, lograrlo.

    4. No me creo que anteriormente ocuparas tu tiempo en el tren y en el trabajo a divagar sobre tus pensamientos. Eso lo hacías más tarde, quitándolo horas al sueño.

    5. Vale. Esta sí. Creo que tienes un miedo creciente, desmesurado y completamente comprensible a no tener tiempo para todo. Todo a la vez no podrá ser pero sabremos tener paciencia.

    Pero vuelve ¿eh?

    By Blogger badly drawn girl, at 27/4/06 09:56  

  • Pero, ¿hay que escribir para volver?

    By Anonymous La lentitud..., at 27/4/06 14:00  

  • Yo te leo, aunque no escribas, así que no te sientas presionada o inquirida.

    Aquí estamos, para leernos, para escribirnos. Y tenemos todo el tiempo del mundo, más el de los libros.

    By Blogger Hombre de Arena, at 27/4/06 15:09  

  • Vaya, me ha vuelto a pasar...

    Lo dicho, que te leo y... lo que diga el hombre de arena. Besos.

    By Blogger Balcius, at 27/4/06 15:13  

  • "Es uno de tus encantos". (risas) Nunca me lo había planteado como opción de vida, lo consideraba algo a corregir... Qué poco práctica soy a veces, siempre queriendo ser otra persona, cuando lo realmente productivo es explotar los propios recursos. Además, ¿quién quiere salud mental pudiendo tener encanto? Yo, no. Y, siendo mujer, no creo que nadie me lo tenga muy en cuenta... Trabajaré en ello, ¡gracias, BD Girl!

    Y en respuesta a tu comentario #2, si lo dices precisamente tú, no tengo más remedio que creérmelo.

    Un beso.

    By Blogger Danae, at 27/4/06 15:38  

  • Lentitud,

    Si no eres Walser, me atrevería a decir que sí. Aunque no hay que olvidar que su "desaparición" sólo cobra sentido como acto de creación si la contemplamos junto a su obra. ¿No crees? No sé si me gusta demasiado, y no lo digo en absoluto por ti, el camino que está tomando la apreciación de la figura de Walser, ese empeño por convertirlo en el paradigma del no-escritor... En fin.

    Un abrazo.

    By Blogger Danae, at 27/4/06 15:57  

  • (Hmmmm, interesante Balcius, una doble identidad...)

    No, no me siento presionada, aunque sí es cierto que me deja perpleja que... bueno, seguro que me entienden todos. Simplemente prefiero contestar. No quería que pareciera que me hacía la interesante (risas).

    Un abrazo, Sandman.

    By Blogger Danae, at 27/4/06 16:08  

  • Mejor no te atrevas, no soy Walser.

    A mí tampoco me gusta nada.

    Entonces, ¿sólo tiene sentido "desaparecer" si se tiene obra porque así podemos interpretarlo como un acto de creación más de la misma? (Así en el llamemosle "caso Walser" o no).


    Voy a dar un paseo mientras lo pienso.

    Por cierto, de todas las explicaciones que das al "por qué no escribo", me quedo con la primera, aunque no sé bien por qué.

    Un saludo.

    By Anonymous La lentitud..., at 27/4/06 19:19  

  • Leyendo mis palabras en las tuyas, me he dado cuenta de que no estoy de acuerdo con lo que he dicho. Creo que, pese a mi estado de alerta, me han intoxicado interpretaciones ajenas.
    No, yo no creo que la "desaparición" de Walser fuera un acto de creación. De hecho, ¿es que acaso se puede decir que desapareciera? En fin, ese hombre tuvo que ser internado en un sanatorio mental -y no de forma voluntaria, como se dice a veces- pero nunca dejó de escribir. Dejó, eso sí, de publicar, pero puesto que tampoco antes lo había podido hacer con regularidad, no veo dónde radica diferencia.

    Creo que Walser se agotó, se cansó de intentarlo, se rindió.

    Y con razón.

    By Blogger Danae, at 27/4/06 20:44  

  • Ser "no escritor" es un acto, no es como "no ser escritor", que es una mera omisión. No me confundan.

    Hay momentos en que ejercemos activamente la no-escritura y de hecho es tan difícil y tan meritorio como lo contrario, para un espiritu creador. Estoy de acuerdo con que no es el caso de Walser, pero sí el de algunos otros famosos desconocidos.

    Quien dijo aquello de "por sus obras los conoceréis"... no tenía ni idea. ¿Qué tipo de silencio ha sido el tuyo? El problema de los silencios es la dificultad de explicarlos con palabras, además de la traición que supone ese mero acto.


    Y no, no tengo doble personalidad.

    By Blogger Balcius, at 28/4/06 01:11  

  • Me vale cualquiera menos la segunda.

    Besos

    By Anonymous Amplifier, at 28/4/06 17:26  

  • Vaya, se me había escapado esto.

    Un saludo, por lo que valga, de otro tipo de no-escritor.

    By Blogger Ignacio, at 4/5/06 13:09  

Publicar un comentario

<< Home