domingo, septiembre 30, 2007

How green was my valley



As the slag had spread over my valley,
so now a blackness spread over the minds of its people

Qué maravilla.

Me ha hecho recordar un cuento de Clarín que leí siendo muy pequeña. No lo recuerdo, ni siquiera el título. Sólo sé que hablaba de dos hermanos que vivían en un valle al que un buen día llegaba el tren, y que la sensación de tristeza que me dejó se parecía mucho a esta. A veces tarda en abandonarme. Tal vez por eso siempre escojo otro tipo de libros, y otro tipo de películas.

Y sé que hay algunos que jamás podré leer.

2 Comments:

  • ¿Y cómo sabe que no puede leerlos sin leerlos?

    By Blogger Javier Moreno, at 30/9/07 18:31  

  • La tristeza..., ¿acaso será que se atisba venir antes que llegue a su punto? me refiero a ciertas lecturas, a miradas, circunstancias. O tal vez,no es así.

    By Blogger Rain en ZQ., at 3/10/07 01:08  

Publicar un comentario

<< Home